291 [Close-ups]

Tras las caóticas semanas pasadas, hoy os traigo un post algo distinto. Por lo general no hago tutoriales, ni enseño como retoco las imágenes ni nada por el estilo. Es algo que voy a empezar a hacer, porque me parece realmente interesante ver cómo trabajan los demás y ya va tocando enseñar cómo lo hago yo. Además de poner en algunas fotos qué objetivo, diafragma, velocidad e ISO he usado.

Voy a hablaros de mis dos objetivos (porque sí, solo tengo dos), dos Canon un 28mm y un 50mm, suelo disparar con el 50mm, sin duda es mi favorita. Cómo veis, son lentes fijas, que sin duda, para mi son las mejores. Aunque no son muy cómodas cuando haces turismo. El 28, un objetivo bastante angular, lo uso sobre todo cuando estoy en ciudad descubriendo edificios y sitios interesantes y en alguna excursión, para capturar la grandeza del paisaje que con mi 50 tendría que cortar, me gusta mucho esta lente, es bastante luminosa. Pero por lo general el 50 siempre está montado en mi cámara, es el más fiel a nuestra vista y para hacer retratos es el que más me gusta de los que he probado. El problema de estas dos lentes, es que no siempre puedo acercarme al sujeto fotografiado (animal, edificio…) todo lo que quiero y eso me limita a la hora de hacer fotos a detalles y componer la imagen como me gustaría. Como no tengo dinero para comprarme un tele de calidad, para suplir esto, muchas veces compongo la fotografía cuando la estoy editando en el ordenador. Aprovecho el tamaño grande de las fotos y las recorto a mi gusto. No es la mejor solución, sobre todo si en el futuro quiero imprimir alguna de estas fotos recortadas en grande, porque no van a dar la calidad suficiente, pero de momento no se me ha dado el caso.

Para mostraros un ejemplo de esto, os voy a dejar con unas fotos que he hecho de mis visitantes gatunos. Si me seguís en Instagram los habréis visto un par de veces. Tienen unos ojos verdes preciosos y con mi objetivo no podía sacarlos más cerca sin que se asustaran, así que solucioné el problema en la edición. Estos ejemplos están llevados al límite, la primera imagen es el encuadre según ha salido de la cámara y la segunda es la foto a su tamaño real con una composición más llamativa.

En este ejemplo se aprecia como no hay mucha nitidez en la segunda imagen.
50mm, ISO 250, 1/125, f/2.8
Gatos_7352_01

Gatos_7352_02

50mm, ISO 250, 1/125, f/2.8Gatos_7362_01

Gatos_7362_02

Y aquí están esos ojitos…

50mm, ISO 250, 1/125, f/2.8Gatos_7365_01

Gatos_7365_02

50mm, ISO 250, 1/250, f/2.8Gatos_7367_01

Gatos_7367_02

Como veis, esto es una posible solución a no tener un teleobjetivo. Mientras, seguiré ahorrando.

 

Follow me
bloglovin insta

Advertisements

2 thoughts on “291 [Close-ups]

  1. Qué pasada Sara! Me parece una gran idea que cuentes un poquito del “behind the scenes” :P Es muuuy interesante y además sirve para que se vea el trabajazo que hay detrás de cada foto y se valore más a los fotógrafos :)

    Like

Comment...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s