59


Y cada día me vuelvo a enamorar, como ya dije una vez, de los cantantes y sus letras. El conductor de autobús. Los chicos de la calle. Él, que siempre estuvo ahí. Invisible y mudo y que un día se hace notar. Lo que dice, escribe y hace. Se parece tanto a lo que andas buscando que solo ves la barrera de la distancia.

Y te arrepientes del pasado, como siempre. De no intimar, de no mantener el contacto.

Y está claro que nunca es tarde. Nunca, nunca, nunca.

Y está claro que siempre habrá algo por lo que luchar.

Y siempre hay algo a lo que aferrarse. Y hoy eres tú…

Advertisements

Comment...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s